viernes, 27 de mayo de 2011

El minotauro en su laberinto: Una estátera de plata de Cnosos

moneda de Cnosos con Minotauro y laberinto
Esta moneda es una de las primeras de Cnosos, una ciudad en la costa norte de Creta. Como era de esperar, sus diseños se derivan del episodio más famoso de la historia mitológica de la ciudad: el Minotauro en su laberinto. Este fabuloso ser tenía el cuerpo de un hombre y la cabeza de un toro - una composición previsible para una criatura nacida de un encuentro íntimo entre un toro y Pasifae, la esposa del rey Minos. El Minotauro fue encerrado por Minos en un laberinto construido especialmente a tal fin por Dédalo y fue alimentado con criminales condenados, doncellas y niños pequeños enviado desde Atenas como tributo al rey de Creta.


Un diseño arcaico


Las primeras monedas de Creta fueron acuñadas mucho más tarde lo que su apariencia podría sugerir. Esta pieza, por ejemplo, parece un producto de la época arcaica, sin embargo, los datos arqueológicos muestran que fue acuñada bien entrado el período clásico. El relativo aislamiento de Creta aseguró que muchas formas de expresión se desarrollaran allí más lentamente que en la mayoría de las tierras griegas, por lo que mientras en las ciudades de la península griega ya se había difundido el nuevo estilo clásico, en Creta se seguían utilizando los trazos severos típicos del período anterior.

En el anverso vemos al minotauro en una extraña postura. Mientras sus piernas aparecen de perfil y dan la impresión de movimiento, su torso y su rostro nos miran de frente. Sus músculos están representados con gran detalle y contrastan con su cabeza animal. En el reverso vemos al laberinto trazado en forma de esvástica y con una flor en el centro y cuatro hendiduras cuadradas en los extremos.

Como Creta no contaba con minas propias de plata, estas monedas fueron producidas volviendo a acuñar las que llegaban a la isla desde otras regiones. En la mayoría de los casos, probablemente se trataba de estáteras de Egina.

Una pieza codiciada


La historia del minotauro es una de las más atractivas de la mitología griega. La asombrosa creatura cautivó la imaginación de los antiguos y sigue fascinando a los modernos. Las monedas con este motivo son, en consecuencia, de enorme interés para los coleccionistas lo que, sumado a su rareza, hace que puedan alcanzar valores muy elevados. Según Harlan Berk (en su libro 100 Greatest Ancient Coins), un ejemplar fue subastado en 2007 por 100.000 dólares.