miércoles, 15 de junio de 2011

El Primer "Imperio Británico": las acuñaciones de Carausio y Alecto - por Damián Salgado (2° parte)

Antoniniano de Carausio con ML en el exergo (ceca de Londres)

Aquí os presento la segunda parte de este excelente estudio de Damián Salgado sobre las monedas de Carausio y Alecto, que trata sobre las características generales de las acuñaciones del primero.

Generalidades sobre la producción numismática de Carausio


En Britannia tiene lugar el grueso de las acuñaciones en su nombre, que incluyen áureos, denarios o "argénteos" de plata fina (metal no acuñado en forma pura desde el reinado de Nerón, casi dos siglos y medio antes), algunos medallones de bronce o vellón bajo, y extensas series de antoninianos del mismo metal. La numismática de Carausio, que constituye nuestra fuente primordial de conocimiento de su reinado, es increíblemente vasta, informativa y compleja. Sus acuñaciones muestran una notable evolución a partir de un estilo barbarizado o irregular a una soberbia y bien organizada serie de emisiones con excelente manufactura, arte y complejas marcas de control de emisión y composición metálica. 

Antoniniano de Carausio con C en el exergo (ceca de Colchester)

En una comunicación epistolar que mantuve con Harold B. Mattingly a mediados y fines de los años 1990, este notable experto en moneda imitativa británica me comentó su teoría de que Carausio debió tomar bajo su tutela a los mejores fabricantes de moneda imitativa (irregular) locales, poniéndolos a trabajar para él, creando así una auténtica tradición monedera británica que no tuvo nada que envidiar, en términos de capacidad artística y organización burocrática, a la del Imperio Romano Central. Así, los primeros antoninianos británicos de Carausio se encuentran estilísticamente en la frontera de la moneda irregular y la oficial, y carecen de marcas. Con el tiempo aparecerán las marcas más sencillas, denotando al menos dos cecas: ML, Moneta Londinensis, para Londinium, la actual Londres, su capital administrativa, y C, posiblemente denotando Camulodunum, la actual Colchester, al Nord-Este de Londres, que fue seguramente la base de su potente flota, que aseguraba la casi absoluta invulnerabilidad de este pequeño pero tenaz e irreductible primer "Imperio Británico".

 Antoniniano de Carausio con MLXXI en el exergo 


Los antoninianos


La variedad y riqueza tipológica de las emisiones tempranas de antoninianos (la moneda corriente de pago, en metal bajo), es increíble, e incluye, además de diversos retratos (bustos armado -con casco, escudo y lanza-, consular -con cetro y manto ceremonial-, e incluso un retrato frontal de 3/4 perfil, basados en el famoso retrato similar de Póstumo) una extensa variedad de reversos, entre los cuales cabe destacar una serie de "monedas legionarias" producidas en honor de las diversas legiones (más bien, destacamentos de legiones: vexillationes) que servían en su ejército. Con el tiempo, las monedas mejoran en estilo, peso y calidad metálica (metal enriquecido con un 4,5% de plata, denotado en la marca de exergo MLXXI), apareciendo así marcas de control más complejas, pero los tipos se vuelven un poco más monótonos, predominando sobre todo el tipo PAX AVG(usti), la Paz con una ramita y un cetro (inicialmente sostenido por la figura de forma transversal, más tarde, de manera vertical).