miércoles, 9 de diciembre de 2009

La moneda más valiosa del mundo – cuando un centavo puede superar el millón

No se trata de una moneda antigua, ni fue acuñada en un metal precioso, tampoco se destaca por la belleza de sus motivos. Nada en el “red-edge” penny de 1795 llamaría la atención del observador casual. Sin embargo, este pequeño centavo de dólar de fines del siglo XVIII es una de las monedas más codiciadas por los coleccionistas, existiendo sólo siete ejemplares conocidos. En una subasta reciente de la casa Goldberg Coins, uno de esos pennies batió todos los records y cambió de dueño por la extraordinaria suma de 1.300.000 dólares.

El inusual precio alcanzado ilustra una clara tendencia de los últimos meses, las monedas más valiosas están multiplicando sus precios rápidamente a medida que inversores internacionales buscan en ellas un refugio ante la pérdida de valor del dólar y la inestabilidad de bonos y acciones. Las monedas comunes, por el contrario, han visto caer sus precios como consecuencia de la crisis económica mundial que ha hecho que muchos coleccionistas gasten menos en ampliar sus colecciones.

Personalmente, creo que lo único llamativo en este penny es su valor. Su interés histórico no puede desconocerse pero creo que el mismo es realmente importante sólo para los norteamericanos. No se trata, por otra parte, de una pieza atractiva desde el punto de vista estético. A pesar de todo ello, creo que cualquiera se consideraría muy afortunado de poseer una de estas monedas. Si el lector tiene una, algo ciertamente improbable, sería un buen momento para vender.