domingo, 27 de junio de 2010

Historia de la numismática – Siglos XIX y XX (Curso: “Las monedas como fuentes para la historia de Roma” 7° parte)


La profesionalización de la disciplina

Los avances desarrollados en el siglo XVIII que culminaron en la obra de Joseph Hilarius Eckhel otorgaron la base científica que permitió transformar a la numismática en una disciplina profesional reconocida. El desarrollo clave del siglo XIX es la consolidación de las grandes colecciones públicas y su transformación en verdaderos gabinetes numismáticos que funcionarán como centros de investigación dedicados a la catalogación de sus enormes posesiones de monedas antiguas.

En las primeras décadas del siglo XIX empieza a consolidarse la colección de monedas antiguas del British Museum, que transformará a esa institución en uno de los gabinetes numismáticos más importantes del mundo. En 1860 se funda el departamento de monedas y medallas de ese museo y su colección se enriquece por esos años enormemente mediante la compra y la donación de colecciones privadas. En la actualidad el departamento de monedas y medallas posee más de un millón de piezas procedentes de todo el mundo La fundación de la Royal Numismatics Society en 1836 profundiza las tareas de investigación en Inglaterra e inicia la publicación de la Numismatics Chronicle, una de las más antiguas revistas científicas especializadas en el ámbito de la numismática que todavía hoy se publica. La excelencia en la investigación numismática inglesa llevará a esa nación durante el siglo XX a convertirse en el epicentro mundial de la disciplina. Para ilustrarlo sólo es necesario mencionar la publicación del monumental Roman Imperial Coinage o del libro de M. H. Crawford, Roman Republican Coinage.

En el gabinete de medallas de la biblioteca nacional (Département des monnaies, médailles et antiques de la Bibliothèque nationale) Francia posee una colección capaz de rivalizar con la del British Museum, con alrededor de 225.000 monedas del mundo grecorromano. La misma tiene su origen en las colecciones privadas de los reyes de Francia que fueron transformadas en bienes públicos tras la Revolución francesa a fines del siglo XVIII. Durante el siglo XIX la colección creció en forma significativa por donaciones privadas como la del célebre Conde de Caylus. Desde 1836 la investigación especializada tomará impulso a partir de la creación de la Revue Numismatique, que sigue siendo hoy una de las revistas más reconocidas en el campo numismático. Desde 1865 Francia cuenta con su propia sociedad numismática.

En Alemania, se conforma durante el siglo XIX el gabinete numismático de los museos imperiales, hoy llamados museos estatales de Berlín. La colección de monedas antiguas albergadas en esta institución es sensiblemente menor a la de los gabinetes ingleses y franceses recién mencionados, pero igualmente, una de los más importantes del mundo. Dentro de los países de habla alemana, Viena conservará durante este período la herencia de Eckhel, la Numismatische Zeitschrift de la Sociedad numismática austriaca es una de las publicaciones más importantes en ese idioma.

Durante el siglo XIX, la numismática antigua comienza finalmente a transformarse en una disciplina mundial, acabando con la exclusividad europea en este campo de estudios. En 1858 se funda en Nueva York la American Numismatic Society que con su colección de 800.000 piezas tiene uno de los catálogos más grandes del mundo.