lunes, 5 de julio de 2010

Vocabulario numismático básico (Curso: "Las monedas como fuentes para la historia de Roma 8°")


Anverso (también llamado cara o recto): se designa con el término anverso la cara de la moneda que, en el momento de la producción de la pieza, es presionada por el cuño superior. Como no siempre es posible precisar exactamente la forma en que una moneda fue acuñada, se designa como anverso, por convención, a la cara que tiene el motivo más importante o de mayor tamaño. Lo mismo vale para las monedas fundidas, para cuya producción no se utilizan cuños. En las monedas modernas suele considerarse anverso a la cara que lleva el nombre o representación de la entidad emisora.

Reverso (también llamado cruz o sello): es la cara de la moneda opuesta al anverso, es decir, la que recibe la presión del cuño inferior en el momento de su producción. En las monedas modernas, se considera normalmente como reverso a la que contiene el valor y denominación de la pieza.

Tipo: Es el diseño que aparece representado en una cara de la moneda. Se distingue así entre un tipo de anverso y un tipo de reverso.

Peso: El peso exacto de la moneda en su estado actual. Se expresa normalmente en gramos y sus fracciones. En las monedas antiguas puede variar considerablemente de un ejemplar a otro de una misma moneda sea por un diferente nivel de desgaste o por variaciones en el tamaño de los cospeles utilizados.

Cospel: Es el trozo de metal, generalmente de forma circular, que una vez acuñado se transformará en moneda.

Canto: es el borde de la moneda. Su grosor se mide en milímetros.

Módulo: es el diámetro de la circunferencia de la moneda. Se expresa con el símbolo Ø y la medida en milímetros.

Ley: es la relación entre el metal principal y otros presentes en la composición de la moneda. Es decir, se trata de la pureza del metal que compone la pieza.

Motivo: son los dibujos de los que consisten los tipos de anverso y reverso de la moneda.

Estilo: Hace referencia a la manera de ejecución artística de los motivos representados en el anverso y reverso de la moneda.

Leyenda: hace referencia al texto de las inscripciones en el anverso y reverso de la moneda. Por supuesto, existen monedas sin leyenda, se las denomina anepígrafas.

Campo: se llama así a los espacios libres en torno a los motivos representados en el anverso y reverso de la moneda.

Exergo: Es la parte libre que en algunas monedas aparece debajo del tipo de una cara. En las monedas romanas del imperio tardío es habitual en el reverso y se utiliza para designar la ceca en que fue acuñada la moneda.

Pátina: es la coloración peculiar que toman los metales debido al proceso de oxidación de los mismos. El oro es el único metal inalterable que nunca desarrolla una pátina.