sábado, 20 de noviembre de 2010

Acuñaciones aristocráticas de la república tardía (Curso "Las monedas como fuentes para la historia de Roma" 15° parte)

 Denario de Marco Junio Bruto 54 a.C. (Crawford 433/2)

Si bien el áureo acuñado por Pompeyo en el 71 a.C. nos muestra un consciente uso propagandístico, este líder militar no sería un gran innovador en el uso de las monedas como medio de exaltación de una figura política. Ese papel le estaría reservado a Julio César. Es importante destacar, sin embargo, que el lenguaje estilístico que posteriormente sería utilizado por César durante su dictadura, ya estaba siendo diseñado por otros aristócratas romanos de este período, que cada vez otorgaban un espacio mayor de las monedas a motivos exclusivamente familiares, llegando a desplazar del anverso a las figuras divinas para colocar allí los retratos de sus antepasados. 
Denario de Pompeyo Rufo, 54 a.C. (Crawford 434)

Un claro ejemplo es el denario acuñado por Marco Junio Bruto, el futuro asesino de César, en el 54 a.C. (Crawford 433/2) con los retratos de los tiranicidas Brutus y Servilius Ahala respectivamente en su anverso y reverso. Más novedoso todavía es el denario de Pompeyo Rufo del mismo año (Crawford 434) que muestra en el anverso a su abuelo paterno Sila y en el reverso al materno Pompeyo Rufo. En la misma línea se encuentra la serie de denarios acuñada por Coelio Caldo en el 51 a.C. con el busto de su antepasado, el homónimo cónsul del 94 a.C.