martes, 1 de marzo de 2011

En China se producen monedas falsas en gran escala


Hace unos días daba aquí unos consejos para evitar comprar monedas falsas. Creo que la precaución se va haciendo cada día más imprescindible dado el “boom” actual de las falsificaciones.

En las últimas semanas han atraído mi atención diversas noticias sobre monedas falsas producidas en China que han sido detectadas en grandes cantidades en Estados Unidos y Europa. Se trata sobre todo de monedas modernas, especialmente norteamericanas. La calidad de las falsificaciones es, según puede deducirse de las noticias, bastante buena, y parece que incluso algunos comerciantes especializados han caído en el engaño (ved aquí un ejemplo).

Que en China se producen muchas falsificaciones no es ninguna novedad, pero estas noticias siguen agregando credibilidad a algunos reportes según los cuales existirían en ese país verdaderas “industrias” destinadas a la producción de monedas falsas en gran escala, que llegarían a fabricar incluso un par de miles de piezas por día operando varios talleres. Cabe destacar que la producción de estas “replicas” no es considerada por el Estado chino como un delito.

Se trata de acuñaciones con troqueles falsos producidas con prensas algo anticuadas pero efectivas (un ejemplo en la imagen que acompaña esta entrada). La calidad es aparentemente variable, pero lo suficientemente buena como para circular en grandes cantidades en el mercado, especialmente en sitios de subastas online.

El país que normalmente se asocia con la producción de monedas antiguas falsas es Bulgaria, pero allí la escala de trabajo parece ser, en comparación, modesta y artesana (aunque la calidad de algunas piezas llega ser muy alta). No tengo reportes directos de monedas falsas griegas y romanas producidas en China, pero creo que es sólo una cuestión de tiempo y que pronto tendremos noticias al respecto.