martes, 17 de julio de 2012

Un libro imprescindible para coleccionistas avanzados


En febrero de este año fue finalmente publicado el Oxford Handbook of Greek and Roman Coinage que anunciábamos el año pasado. Hace algunas semanas que recibí mi ejemplar. Todavía no he tenido tiempo de leerlo completo (son casi 700 páginas) pero con lo que he visto creo que puedo recomendarlo como imprescindible para todo coleccionista de monedas antiguas que quiera introducirse en la numismática académica.

La calidad de la encuadernación es excelente y la del papel muy buena, tal como nos tiene acostumbrados la editorial de la venerable universidad británica. El libro está ricamente ilustrado (más de 900 imágenes, la gran mayoría en escala 1x1, lo que es muy útil). El único punto que podría haberse mejorado sería la inclusión de algunas ilustraciones a color, pues permitirían apreciar mucho mejor el aspecto de algunas monedas.

El formato de los distintos capítulos es muy semejante. Cada especialista se esfuerza por presentar un breve panorama general y actualizado de su tema. En las áreas en que mis conocimientos son algo más profundos (como la roma bajoimperial) no encontré tanto novedoso, pero sí he aprendido mucho de los capítulos sobre las monedas persas y hebreas, por mencionar sólo un par de ejemplos. El inglés de la mayoría de los autores es claro y sencillo y se evita el lenguaje excesivamente técnico. El único texto que me pareció inferior a lo que podría esperarse es la introducción de Andrew Metcalf, que pretende explicar algunos conceptos numismáticos básicos pero es tan sintética y tiene una estructura tan poco clara que fracasa en su objetivo.

Apreciado en conjunto, creo que el libro cumple su cometido de ofrecer un panorama rico y actualizado de la numismática antigua que sea accesible al aficionado sin por ello sacrificar rigurosidad. Antes que para leerlo de principio a fin, creo que es útil sobre todo como manual de referencia para consultar a la hora de buscar informaciones generales sobre un período específico. Cada autor brinda, además, las referencias bibliográficas básicas para profundizar sobre cada tema, por lo que es un buen punto de partida para orientar posteriores lecturas.

El precio de lista es de 150 dólares, pero en Amazon.com se consigue con rebajas importantes (pagué 117 dólares por el mío). Es el valor habitual para libros de tapa dura (hardcover) de esta editorial. Es probable que en un futuro próximo aparezca una edición en tapa blanda (paperback) sensiblemente más económica, como sucede con casi todos los libros de la serie Oxford Handbooks, pero la editorial todavía no ha anunciado que vaya a hacerlo.

En síntesis, considero que es un libro de referencia que no debería faltar en la biblioteca del coleccionista serio o que quiera llegar a serlo.