martes, 10 de septiembre de 2013

Espectacular hallazgo de un misterioso tesoro bizantino en Jerusalén

 Medallón judío del siglo VII d.C.

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén anunciaron el lunes el descubrimiento en excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en esta ciudad de un extraño tesoro de artefactos de oro y plata y monedas de la era bizantina, el más impresionante de los cuales es un medallón de oro macizo de 10 centímetros adornado con una menorá y otra iconografía judía.

El tesoro fue hallado en una casa bizantina en el área adyacente a la pared sur del Monte del Templo y dataría de comienzos del siglo VII d.C., con toda probabilidad, durante la breve conquista persa de Jerusalén.
 Monedas bizantinzas que formaban parte del tesoro

Los descubridores especulan que el medallón decorado con la menorá habría sido utilizado como adorno para un rollo de la Torá. El mismo había sido ocultado debajo del suelo de la casa junto con 36 monedas de oro acuñadas por diversos emperadores tardorromanos y bizantinos entre Constantino II y Mauricio. El tesoro también incluye algunas pulseras de oro, pendientes, un lingote de plata y un prisma hexagonal de oro. Lo sorprendente es que las monedas encontradas cubren, a pesar de su escaso número, un período de más de 250 años. Creo que la única explicación para este fenómeno es que se trataba del ahorro acumulado por una misma familia a través de algunas generaciones.

Sitio del hallazgo


El hallazgo del medallón coloca al tesoro claramente en un contexto judío, por lo que los descubridores especulan que el mismo pertenecería al período tras la conquista persa de la misma en el año 614 d.C., en el que los conquistadores la entregaron al control de la comunidad judía que había colaborado con la toma de la misma. Posteriormente, al debilitarse el poder persa, los judíos fueron expulsados de la ciudad. Es probable que miembros ricos de la comunidad ocultaran sus riquezas antes de partir y nunca tuvieran oportunidad de recuperarlas.