domingo, 8 de enero de 2017

Subastan espectacular colección de moneda judía

 
Judea, Revuelta de Bar Kokhba. Sela de plata (14,10 g), Año 2 (133/4 EC). Anverso: 'Jerusalén' (Paleo-Hebreo), fachada tetrastica del Templo de Jerusalén con el Arca de la alianza en forma de cofre. Reverso: 'Año dos de la libertad de Israel' (Paleo-Hebreo), lulav con etrog a la izquierda

En mi última entrada informaba sobre la subasta de una de las monedas más raras e importantes del antiguo Israel en el marco de la próxima convención numismática de Nueva York. Durante ese mismo evento, Goldberg Coins ofrecerá también en subasta la primera parte de la colección Brody de monedas judías. Se trata de una de las colecciones más importantes del mundo en esa área por la calidad y rareza de sus piezas, como puede apreciarse en la versión online del catálogo, que contiene además eruditos comentarios del gran especialista David Hendin.

La colección incluye un número excepcional de monedas de plata acuñadas durante la revuelta de Simón Bar Kochba (132-135 d.C.). Estas monedas representan en su anverso el interior del templo de Jerusalén y el arca de la alianza, que habían sido destruidos tras la primera revuelta por Vespasiano y Tito. Los ejemplares de la colección Brody se destacan por su estado de conservasión, como la "sela" de plata cuya imagen encabeza esta entrada, que presenta todos sus relieves intactos tal como fue acuñado (clasificado como casi Mint State).

Judea, La Guerra Judía. Siclo de Plata (13,41 g), Jerusalén, año 4 (69/70 d.C.). Anverso: 'Shekel de Israel' (Paleo-Hebreo), cáliz ritual con el borde perlado, arriba: 'año 4'. Reverso. 'Jerusalén la santao' (Paleo-Hebreo), rama con tres brotes de granada, base redonda

La revuelta de Bar Kochba estalló ante los planes del emperador Adriano de construir un templo a Júpiter en el sitio del gran templo de Salomón. Pero el poder de Roma fue demasiado para los rebeldes judíos, que fueron derrotados y masacrados. Las monedas emitidas por Bar Kochba en el tercer año del conflicto (133/4 d.C.) serían, en consecuencia, las últimas monedas judías acuñadas en Tierra Santa hasta el establecimiento de Israel en 1948, de allí su gran importancia e interés histórico.

La colección Brody también incluye una importante selección de monedas acuñadas durante la primera revuelta judía (66-70 d.C.), cuando se produjeron los famosos siclos, tan codiciados por los coleccionistas. La colección contiene un siclo y un medio siclo de cada uno de los tres primeros años de la Revuelta, y también un ejemplar del extremadamente raro siclo del cuarto año. Todos estos ejemplares se destacan por un excepcional estado de conservación.
 
Vespasiano. Æ Sestertius (19,66 g). Tipo de Judaea Capta. Roma, 71 d. C. Anverso: IMP CAES VESPASIAN AVG P M TR P P P COS III, cabeza de Vespasiano laureada a la derecha. Reverso: IVDAEA CAPTA, S C en exergo, emperador con pie sobre casco, sosteniendo lanza y parazonio; delante de él una palmera debajo de la cual se encuentra una judía en actitud de duelo sentada sobre coraza.


La colección Brody  también cuenta, finalmente, con algunas monedas romanas de temas relacionados con la historia del antiguo Israel. Por supuesto, no podían faltar monedas de la serie Judea Capta, acuñadas por el emperador Vespasiano para celebrar su éxito en aplastar la primera revuelta judía, como el sestercio ilustrado sobre estas líneas. Recordemos que la serie Judea capta fue incluida por Meshorer en su fundacional estudio de las monedas judías de este período.