viernes, 7 de julio de 2017

El “Brasher doubloon”, una de las monedas más valiosas del mundo


Una moneda de acuñación privada


En las últimas décadas del siglo XIX, Ephraim Brasher, era uno de los más distinguidos joyeros y orfebres de Nueva York. Entre sus muchas actividades comerciales, Brasher se dedicaba también a garantizar para sus clientes la calidad de las monedas extranjeras que circulaban por la región. A las piezas que había controlado las estampaba con sus iniciales, que valían como una marca de calidad.

Impulsado probablemente por el éxito de este servicio y por la escasez de circulante en el estado de Nueva York, Brasher presentó en 1787 una petición a las autoridades de Nueva York para acuñar de manera privada monedas de cobre. La petición fue denegada, pero Brasher produjo durante los próximos años algunas pocas monedas de cobre y un número muy reducido de monedas de oro con un peso cercano al del doblón español.

Algunas de estas últimas piezas se han conservado y se encuentran entre los tesoros numismáticos más importantes de la historia de los EE.UU., por lo que alcanzan en subasta regularmente valores millonarios. El más alto registrado fue el de un ejemplar subastado en 2011, que llegó a los 7.400.000 dólares. Otros ejemplares han sido subastados por valores de entre dos y tres millones.


Los motivos de anverso y reverso


El reverso del doblón de Brasher mostraba el sello del Estado de Nueva York, representando el sol que se alza sobre una montaña con el mar en primer plano rodeado de las leyendas: "NOVA EBORACA", "COLUMBIA" y el lema estatal "EXCELSIOR". Brasher también firmó las monedas agregando su nombre debajo de la escena.

El anverso muestra el águila de los EEUU con el escudo y el lema nacional inusualmente redactado "UNUM E PLURIBUS" y la fecha 1787. Brasher estampó los reversos con el sello que usaba para las monedas extranjeras cuya calidad él había garantizado.

Los motivos tienen gran belleza y demuestran la calidad del trabajo artesanal de Brasher, particularmente la escena del reverso, que tiene un estilo muy original.