domingo, 11 de octubre de 2009

Una moneda con forma de Delfín


moneda de Olbia con forma de delfín
Este pequeño delfín de bronce es un ejemplo muy interesante de transición entre la moneda estandarizada y el lingote de bronce. Fue producido en la ciudad de Olbia, una antigua colonia griega en las costas del Mar Negro, ubicada en lo que es hoy en día el sur de Ucrania. Los delfines eran muy frecuentes en estas aguas. Les gustaba acompañar a los buques por largas distancias, por lo que se convirtieron en símbolos del transporte marítimo y el comercio. Es interesante y poco usual que el Olbia adoptara una pieza de fundición con la forma de un delfín en lugar de las tradicionales acuñaciones redondas utilizadas por sus vecinos y, de hecho, por todo el mundo griego.
Moneda de Olbia con forma de delfín
Su peso es de 4,23 gramos, que corresponde a la norma del dracma ateniense. La inscripción en el reverso, APIXO, da el nombre de la autoridad emisora, y es esta declaración la que convierte al lingote en una moneda. Olbia utilizó los delfines como moneda entre los siglos V y III a.C., cuando fueron remplazadas por piezas más convencionales. La mayoría de los ejemplares conocidos son bastante burdos, pero los mejores se caracterizan por una terminación de calidad y detalles precisos, en éstos se representa la aleta dorsal y los ojos, así como una aleta a lo largo del cuerpo.