miércoles, 6 de octubre de 2010

Un denario muy original


Vejovis (llamado también Vediovis) es uno de los muchos dioses “menores” de la religión romana. Se sabe muy poco acerca de él. Su nombre significaba algo así como “anti-Júpiter”, lo que podría hacer referencia a una especie de Júpiter del mundo subterráneo, pero también se lo asoció la figura del joven Júpiter y, debido a su aspecto, con Apolo. Tenía un templo entre las dos cumbres de la colina Capitolina de Roma. Su estatua, de pie junto a una cabra pequeña, tenía un rostro afeitado y un haz de flechas en la mano.

Vejovis no es una figura frecuente en las acuñaciones romanas, pero el anverso de este hermoso denario acuñado por el monetalis Lucius Caesius alrededor del 112 o 111 a.C. lo representa de manera inconfundible. Si bien el monograma a la derecha de la figura se refiere aparentemente a Apolo, el haz de flechas en la mano del dios nos indica que éste asume aquí la imagen de la tradicional divinidad latina. El anverso nos muestra un retrato bastante poco convencional en la numismática romana. Vemos al dios desde atrás. Su poderoso torso ocupa toda la parte inferior del anverso y sirve de base para un enérgico busto que mira hacia la izquierda, mientras que a la derecha aparece un puño enérgico que sostiene las flechas.

El reverso no es menos original. Sobre el nombre del funcionario vemos a los Lares Praestites, las divinidades protectoras del Estado, sentadas y con un perro entre ellas. La escena es complementada por un monograma a la derecha y un pequeño busto de Vulcano en la parte superior. El significado del conjunto no es claro.