sábado, 25 de junio de 2011

El Primer "Imperio Británico": las acuñaciones de Carausio y Alecto - por Damián Salgado (3° parte)

Moneda de plata de Carausio con la enigmática sigla RSR

Aquí os dejo la tercera parte del estudio de Damián Salgado sobre las acuñaciones de los usurpadores Carausio y Alecto, que trata sobre las monedas de plata de Carausio y sobre el breve apogeo de su poder. Siguiendo estos enlaces encontraréis la primera parte y la segunda del trabajo.

Acuñaciones en plata

Las acuñaciones en plata de Carausio son especialmente interesantes. La tipología también es muy variada, y muchas de estas monedas, acuñadas todas ellas a comienzos de su reinado en Britannia, y que sin duda representan, al mismo tiempo, su donativo de proclamación imperial pagado a las tropas y su distribución oficial del botín capturado a los piratas, llevan en el exergo la enigmática sigla RSR. Dos interpretaciones diferentes para esta sigla existen: la tradicional y más sencilla, que la lee como Rationalis Summae Rei ("ministro de economía"), que sería la autoridad subalterna detrás de la emisión. La otra, mucho más osada, sugerida en 1998 por Guy de la Bédoyère en su artículo (Numismatic Chronicle 1998, pp. 79-88), sería la abreviatura de una frase virgiliana (Églolas, iv, 6-7), Redeunt Saturnia Regna (el retorno del reinado de Saturno, es decir, el retorno de la Edad Dorada o de la abundancia): en verdad, parece apropiada para la ocasión, y otras frases virgilianas parecen también deducirse en otras piezas de Carausio de la misma época: en ciertos denarios de plata y en un medallón único donado por un niño y su abuelo al Museo Británico en 1931. 
Antoniniano  "Carausio y sus hermanos"

El apogeo del poder de Carausio

En 289/90, Maximiano realizó su primer intento de reconquistar la isla, culminado en un auténtico desastre, que tuvo por resultado un enérgico contraataque del usurpador británico, quien, aprovechando con innegable astucia estratégica la destrucción de la flota enemiga, se lanzó sobre las Galias, ocupando buena parte de la región norteña, especialmente la región costera. Carausio parece haber llegado entonces, ya sea de manera tácita, ya sea por un tratado formal, a un "modus vivendi" con los emperadores centrales, y se da el lujo de producir acuñaciones no sólo en nombre propio, sino también a nombre de los emperadores oficiales, Diocleciano y Maximiano, e incluso acuñando un famoso antoniniano que muestra los bustos conjugados de los tres emperadores (Carausio, Diocleciano y Maximiano, superpuestos) con notable leyenda de anverso CARAVSIVS ET FRATRES SVI ("Carausio y sus hermanos"): monedas que debieron tener un enorme efecto propagandístico para el régimen dentro de sus fronteras, resaltando el nuevo status "oficial" del usurpador británico, y su legitimidad.