martes, 28 de junio de 2011

El Primer "Imperio Británico": las acuñaciones de Carausio y Alecto - por Damián Salgado (4° parte)

Antoniniano de Alecto

Aquí os dejo la cuarta y última parte del excelente estudio de Damián Salgado sobre las acuñaciones de los usurpadores Carausio y Alecto, que trata sobre el reinado de Alecto, el sucesor de Caruasio, y sobre el final del Imperio Romano-Birtánico. Siguiendo estos enlaces encontraréis la primera, segunda y tercera parte del trabajo.

El fin de Carausio y el ascenso de Alecto


Hacia 293 tiene lugar un exitoso contraataque del imperio central contra los separatistas, liderado por el flamante César Constancio, que libera la zona continental ocupada por Carausio, y en especial los vitales puertos de la costa franco-belga del Canal de la Mancha, que Carausio había ocupado sin duda como forma preventiva para evitar futuras operaciones navales de reconquista por parte de Maximiano y Constancio. Esta derrota debió minar también en buena medida el prestigio de Carausio entre sus propios seguidores, ya que poco después éste es asesinado por Alecto, quien según ciertas referencias, era el Rationalis Summae Rei ("ministro de finanzas") de Carausio (cf. la sigla RSR citada como marca de los denarios de plata y algunos raros antoninianos de vellón), y que usurpa el poder en su lugar (primavera o verano, 293 DC).

Quinario de Alecto - CNG

Alecto, segundo y último exponente en la brevísima línea de "emperadores británicos", debió ser un gobernante de capacidad y habilidad política muy inferior a su predecesor. Sus acuñaciones, integradas por oro y vellón bajo, de excelente estilo (similar a las series tardías de Carausio) son también menos pintorescas, aunque no están del todo privadas de interés, ya que en el último año de su reinado (de 295 a principios de 296), este último emperador parece haber impulsado una reforma monetaria destinada a aislar, monetariamente, al Imperio Británico, dotándolo de una moneda más liviana que el antoniniano, conocida por los numismáticos como "quinario", basándose en la lectura de las marcas de exergo de todas estas monedas: LQ y CQ (para Londres y Colchester, respectivamente). El tipo de reverso de estas monedas es único pero atractivo e históricamente relevante, mostrando una galera de guerra, sin dudas una clara referencia a la invencible Classis Britannica que custodiaba la independencia de la isla.

Medallón de Constancio I celebrando la toma de Londres 

El final: Constacio reconquista Britannia


Mientras tanto, Constancio, quien desde la reconquista del norte de las Galias en 293, había pasado dos años y medio construyendo dos enormes flotas, lanzó (probablemente a comienzos -invierno- de 296), un brillante ataque combinado por dos frentes: mientras que su prefecto del pretorio, Asclepiodoto, ocultándose en la densa niebla británica, logró eludir a la temible flota de Alecto desembarcando en lo que actualmente es la costa de Hampshire, al suroeste de la isla, Constancio en persona cruzó directamente a Kent ingresando por sorpresa en el estuario del río Thames, y tomando la indefensa capital cuando Alecto había movilizado el grueso de sus tropas para responder al primer ataque. 

Un enorme y famoso medallón de oro (múltiple de 10 áureos), procedente del célebre Tesoro de Beaurains (también llamado el Tesoro de Arras), y acuñado a nombre de Constancio César en la ceca de Tréveri ese mismo año (296) inmortaliza en su reverso el momento en que Constancio, a caballo, es recibido por la ciudad de Londres, liberada del régimen usurpador: Britannia ha sido reivindicada para el Imperio Romano.

Anexo:

Las marcas de control de los antoninianos del Imperio Británico acuñados en la isla, y su cronología (fuente: Casey, Carausius and Allectus: The British Usurpers, 1994, modificado ligeramente al comienzo del período por mis propias observaciones y simplificado). Tanto la reintroducción de la moneda de plata como el complejo sistema de marcas de control de emisión, como bien lo señala el citado autor, fueron innovaciones del régimen británico más tarde adoptadas por el Imperio Central y mantenidas en uso a lo largo de todo el siglo IV. La marca del año 293 comienza bajo Carausio y es continuada sin cambios en el período inicial del reinado de Alecto.

                                               Carausio                                  /         Alecto

Cecas:             286      287      288      289      290-1     292    293      294      295      295/6  

                                            L        FO     BE        SP     SP       SA       SA           
Londinium:     nihl      ML        ML        ML     MLXXI   MLXXI    ML       ML        MSL           LQ

                                                                                        SP     SP      SP       SP                        
Camulodunum:    -       C             MC          SMC           CXXI       C          C           C          CL            CQ
                                                                       ó MCXXI