martes, 16 de abril de 2013

Philip Grierson sobre el origen del dinero


Philip Grierson
Philip Grierson

Continuando con la serie de entradas sobre el origen del dinero (ved la primera, segunda y tercera parte) llego ahora a los aportes de Philip Grierson (1910-2006), un distinguido historiador y numismático inglés, profesor en la Universidad de Cambridge. Ya he tratado sobre su vida y obra en este blog y confieso que es uno de mis autores favoritos. Grierson contribuyó al debate sobre el origen del dinero un breve pero profundo ensayo (The Origins of Money, Londres, 1977). que se ha convertido en un clásico.

Grierson se basó en los hallazgos de una serie de estudios antropólogicos. Su explicación deja de lado el énfasis económico de las teorías metalistas y chartalistas y se concentra en la importancia de algunas prácticas sociales en este proceso.

Grierson parte en su análsis de la distinción entre el dinero comercial para propósitos generales y el dinero primitivo no-comercial para propósitos específicos. Este último ha sido conocido y utilizado en numerosas culturas cumpliendo una función para pagos en el contexto de interacciones sociales específicas (como la entrega de dotes, la cancelación de multas e indemnizaciones, etc.). La característica que ambos tipos comparten es la de unidad de valor. Sin embargo, este tipo de dinero es utilizado rara vez, si acaso, para las compras diarias o transacciones comerciales.

orígenes del dinero - Philip Grierson

¿Cuál es el origen del dinero no-comercial como medida de valor? Grierson propone que reside en la costumbre del Wergeld. Este término procede del primitivo derecho germánico y hace referencia al pago indemnizatorio en compensación por un asesinato u otro daños. El objetivo de esta práctica es evitar las venganzas familiares e impedir el surgimiento de rivalidades violentas en el seno de la comunidad. Los objetos que se eligieron como medio de pago del Wergeld no necesariamente alcanzaron ese papel por haberse establecido en el trueque como la mercancía más líquida, argumenta Grierson contra la teoría metalista, sino que se trata generalmente de objetos que confieren estatus social o prestigio a sus poseedores. Una prueba en favor de esta teoría es el hecho de que en muchos idiomas el término usado para “pagar” tiene su origen etimológico en palabras que significan “pacificar”.

En aquellas sociedades en que aparece el dinero comercial para propósitos generales, se trata, para Grierson, con alta probabilidad, de un desarrollo a partir del dinero no-comercial para propósitos específicos como el Wergeld.