viernes, 31 de enero de 2014

Ilusión óptica en un didracma de Cumas

La semana pasada dediqué una pequeña entrada a las ilusiones ópticas en las monedas arcaicas de la isla de Lesbos. Pero esas no son las únicas en hacer uso de este recurso artístico en sus representaciones, existen algunas otras. Entre las más impactantes se encuentran los didracmas de plata acuñados en la primera mitad del siglo V a.C. (aprox. entre el 475 y 450 a.C.) por la ciudad de Cumas en Campania, la primera colonia griega en la península itálica, fundada en el 750 a.C.

En el anverso vemos lo que a primera vista parece la majestuosa cabeza de un león rodeada de una magnífica melena, pero si observamos con atención, podremos reconocer que en realidad, se trata solamente de la piel (sus ojos están vacíos) de un león en el centro que se encuentra flanqueada por las cabezas de dos grandes jabalíes con sus bocas abiertas en actitud amenazante. En el reverso sólo vemos una representación femenina, probablemente la ninfa epónima de la ciudad Kyme.

Esta moneda fue acuñada en un período de esplendor en la historia de Cumas, en el que la ciudad logró extender su influencia en la región de Campania. Uno de los acontecimientos decisivos sería la victoria naval de su flota y la de Siracusa sobre los etruscos en la batalla de Cumas del 474 a.C., que significaría el eclipse definitivo de la hegemonía de este pueblo en el centro de la península itálica. ¿Es el peculiar anverso de esta moneda una alusión al final del poderío etrusco? Es imposible saberlo a ciencia cierta pero se trata de una especulación atractiva.