lunes, 27 de febrero de 2017

Como identificar la proveniencia de una moneda – el servicio de Ex-Numis

Proveniencia de monedas antiguas

Conocer la proveniencia de una moneda es cada vez una necesidad más importante para los coleccionistas. Muchos países han sancionado legislaciones muy restrictivas para la compra o importación de monedas, siendo necesario demostrar que no se trata de objetos procedentes del espolio arqueológico. Por otra parte, el pedigrí de una moneda (la historia de su participación en subastas previas) es uno de los factores que pueden su valor.

Hasta no hace mucho, la única forma de identificar la historia de subastas previas en que fue ofrecida una moneda, era buscar manualmente en cientos de viejos catálogos de subastas comparando la pieza con miles de antiguas fotografías en busca de una identificación. El proceso consumía enormes cantidades de tiempo y requería de una excepcional biblioteca de catálogos.

El numismático Jonas Flueck reconoció aquí una oportunidad y fundó la empresa Ex-Numis, que ofrece la identificación del pedigrí o proveniencia de una moneda a partir del envío de una simple fotografía. Ex-Numis cuenta con una base de datos de más de un millón de imágenes de antiguos catálogos (que se expande continuamente) y con la ayuda de un software de reconocimiento de imágenes puede hacer la comparación y lograr identificaciones en un período muy corto de tiempo.

El servicio básico, dependiendo de los resultados, tiene un valor de entre 25 y 50 francos suizos. No es mucho si uno considera el tiempo que insumiría una búsqueda tradicional. La idea de Ex–Numis es sencilla y es probable que en el futuro aparezcan competidores con una oferta similar, lo que podría contribuir a menores precios.