viernes, 17 de abril de 2009

¿Volverse rico con monedas antiguas?




Las acuñaciones del mundo grecorromano resultan fascinantes por muchos motivos, por su belleza artística, por su historia, por parecernos a la vez familiares y exóticas, pero también, sin duda, porque en algunos casos pueden alcanzar valores extraordinarios. La idea de encontrar una moneda que pudiera volvernos ricos de la noche a la mañana atrapa la imaginación. Pero se trata, en buena medida, de una fantasía. Pese a que su enorme antigüedad pudiera hacernos pensar lo contrario, muchas monedas griegas y romanas tienen valores muy bajos. He recibido muchas consultas al email de esta página preguntando por el valor de determinadas monedas. A sus poseedores los alienta, en muchos casos, la esperanza de poseer un verdadero tesoro, pero tengo, lamentablemente, que desilusionarlos. La enorme mayoría de las monedas verdaderamente valiosas (como aquella cuyo anverso y reverso podéis ver en esta entrada y de la que tratado en otra entrada) se encuentran claramente identificadas y se venden acompañadas de las identificaciones correspondientes.

No es imposible volverse rico con monedas antiguas, pero para ello son necesarios profundos conocimientos de numismática, un gran talento para los negocios, un importante capital inicial, contactos de todo tipo y mucha suerte. Las grandes casas de subastas lo demuestran. Existen, incluso, fondos de inversión internacionales especializados en monedas antiguas y exóticas. Un ejemplo es el fondo inglés AVARAE. El mismo existe ya hace algunos años, pero ha sido una pésima inversión. El valor de sus acciones ha caído más de un 60% desde su inicio de operaciones. Si bien el valor de las monedas antiguas es un dato interesante e importante, creo que por encima de él debe destacarse el valor histórico de las mismas. Ese es el objetivo de este blog.


Intentaré responder, según la medida de mis posibilidades, las consultas de los lectores, pero daré más importancia a los aspectos históricos relacionados que al mero valor de la pieza.

Quienes quieran obtener una idea sobre como averiguar por su propia cuenta el valor aproximado de una moneda, pueden leer esta entrada sobre valuación de monedas antiguas.