viernes, 20 de enero de 2012

¿Cuánto debe valer una moneda? El debate por el estater de Panticapea


Ya he escrito mucho en este blog sobre el estater de Panticapea que fue subastado a principios de mes por 3.250.000 dólares y no creí tener ya nada más que decir al respecto. Sin embargo, para mi sorpresa, he visto en la editorial de Coinsweekly un debate sobre si es aceptable que una moneda antigua alcance un valor tan alto. El debate tiene un pobre tinte moralista y me sorprende el completo desconocimiento de los factores que están afectando al mercado numismático desde hace ya varios años. Por todo ello, me sentí forzado a escribir una vez más sobre el tema.

La postura del editorial de coinsweekly

Podéis encontrar el artículo completo aquí, pero para beneficio de los que no leen inglés os dejo una traducción personal del pasaje más jugoso:

¿Cuál será el verdadero valor de nuestro dinero, si alguien gasta tal suma en unos pocos gramos de oro antiguo? Si hubiera invertido el dinero con sensatez en nuestra vida económica en vez de comprar un objeto para acaparamiento, el comprador podría haber dado un futuro económico a muchos empleados.

Al hablar de inversión, no pienso realmente en especulación con acciones para obtener una ganancia alta. Las sociedades anónimas fueron creadas para financiar a las empresas, que requieren más dinero del que una familia puede recaudar. El mercado de valores dominado por los especuladores es una parodia del concepto original. Y 3,25 millones de dólares son la parodia del precio de una moneda antigua. Ningún verdadero coleccionista pagaría tanto. Él sabría que simplemente no hay moneda antigua en el mundo que valga tanto dinero.

Mi postura: Dejemos de lado la indignación y esforcémonos por comprender la tendencia del mercado

No puedo estar más en desacuerdo con el punto de vista de coinsweekly. ¿Quién puede determinar a partir de qué cifra se excede el límite apropiado para el valor de una moneda antigua? ¿Si se hubieran pagado 1.000,  100.000 o 1.000.000 de dólares menos el valor sería adecuado? Hace mucho tiempo que el mercado numismático viene emitiendo señales que indicaban que veríamos cifras de este tipo en las subastas más importantes y, no quiero presumir, pero yo ya lo había anunciado en este blog. Lo importante es comprender por qué se alcanzó ese valor. Más allá de los aspectos coyunturales de la subasta que comentaba en esta entrada, es importante entender los factores profundos.

En primer lugar la calidad de la pieza. El estater de Panticapea es una pieza excepcional con un potencial indudable para establecer records en cualquier subasta en la que salga a la venta, pues descolla en los 10 factores principales que afectan el valor de una moneda antigua.

Por otra parte, ocurre en el mercado numismático lo mismo que sucede en el de las obras de arte o las antigüedades en general. La debilidad del dólar y el euro, la gran liquidez global por los programas anticrisis y la falta de otros destinos de inversión seguros o atractivos impulsan los precios hacia arriba. Creo que todavía sigue siendo cierto lo que escribí hace ya casi un año:

Entre otros factores, dos grandes causas explican esa tendencia [alcista], la permanente difusión del interés por el coleccionismo de monedas y la gran liquidez en el mercado financiero mundial. Dentro de ese marco, veremos a algunas piezas notables romper todos los pronósticos y alcanzar precios espectaculares. Es sólo una hipótesis, pero creo que lo que está detrás de este fenómeno puntual es la llegada de capitales de inversión al mercado de monedas. Esos capitales buscan en ellas una protección de valor en tiempos de incertidumbre monetaria y riesgos de devaluación creciente de las principales divisas internacionales.

¿Qué opináis vosotros?

4 comentarios:

  1. Buenas,

    creo que el principal problema estriba en cómo puede esto afectar al mercado a largo plazo. Si los intereses económicos, financieros más bien, comienzan a entrar en el mundo de la numismática podemos ver tendencias preocupantes. La primera de ella es que el coleccionismo de monedas se encarezca o, directamente, desaparezca para determinadas personas porque lo que sucede a gran escala, como en este estátero de Panticapea, bien puede darse a un nivel más reducido como el de los inversores locales. Por otro lado está la cuestión de que se puedan estar pagando precios irreales, la numismática es hoy en día un valor refugio, lo que llevaría a justo lo contrario; el desplome de precios dentro de unos años. Ni lo uno ni lo otro parece excesivamente bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Federico,

      Gracias por tu comentario. Yo creo que los intereses económico financieros ya entraron al mundo numismático hace muchísimo tiempo. La tendencia alcista afecta en líneas generales al valor de todas las monedas antiguas, pero sobre todo el de las piezas excepcionales como este estater de Panticapea. Las subas en las monedas más comunes son mucho más leves y no creo que vuelvan imposible el coleccionismo.

      Saludos,

      Darío

      Eliminar
  2. Yo no daría mayor importancia a ese artículo. Es totalmente normal que en época de crisis se busquen valores refugio y los bienes materiales alcancen precios impresionantes. Es normal.

    También es normal que algún pelagaitas escriba un artículo diciendo que le parece muy mal y patatín y patatán. Ni caso.
    De todas formas tasar una moneda como esa a mí me parece casi imposible: http://blognumismatico.com/2011/11/25/invertir-en-monedas-realmente-raras/

    saludos,
    Adolfo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adolfo!

      Me alegro de que estemos de acuerdo. Es totalmente cierto que tasar una pieza tan excepcional como este estater es muy dificil. Es lo que sucedió en este caso, pues los organizadores de la subasta estimaban unos 650.000 dólares como valor probable.

      Lo que me sorprendió, a decir verdad, no fue tanto el artículo, sino que fuera la opinión editorial de coinsweekly, una página bastante reconocida y que publica generalmente buenos artículos.

      Saludos,

      Darío

      Eliminar